Cine infantil para un confinamiento más llevadero, desde Aficionarts

/COMUNICAE/

¿Qué sería de la humanidad sin las bellas artes? Este conjunto de manifestaciones artísticas de la naturaleza creativa del ser humano se compone de siete disciplinas: la pintura, la escultura, la literatura, la danza, la música, la arquitectura y el cine

Aficionarts aporta una lista de elementos culturales del séptimo arte para que el confinamiento sea mucho más llevadero. Son días complicados, pero disfrutando del cine se llevan mejor.

El 86% de las personas a nivel global han cambiado sus costumbres a raíz de este problema. La hiperactividad ha crecido en las redes generando contenidos cada día más. Lo mejor es quedarse en casa, pero si es disfrutando del cine y entreteniendo a los más pequeños, mucho mejor. Mi vecino Totoro, es una obra maestra de Miyazaki que se puede encontrar en Netflix. La historia de una familia, el espíritu del bosque y la cultura japonesa hace que sea muy humanista y especial.

En la misma línea está El viaje de Chihiro. Esta película demuestra la impresionante imaginación que tienen los niños. Chihiro, durante una mudanza, hace un viaje en un universo mágico sobrenatural buscando su libertad y la de sus padres para escapar de ese lugar. Coco también emprende un viaje para ser libre y conseguir su deseo que es ser músico. Su familia le prohíbe ser músico a raíz de una historia antigua.

El principito es un relato infantil de Antoine de Saint-Exupery muy interesante para los niños y se puede ver en el canal Kids junto a otras historias de Filmin que salen de los patrones típicos de Disney. Otra película muy interesante es La tortuga roja, también mediante Filmin. Michael Dudok Wit e Isao Takahata crearon esta fábula para hablar sobre el crecimiento y la madurez de un náufrago junto a una tortuga.

Jumanji es una película que cualquier persona ha visto y tras 25 años sigue siendo una joya del cine. Hay actualmente dos entregas recientes de esta película, pero la original, en la que Robin Williams es ese niño que queda atrapado, sigue siendo la mejor. Dentro de la línea de películas que cualquier niño debería ver, está Charlie y la Fábrica de Chocolate. En esta película dirigida por Tim Burton, se cuenta la historia de un niño de una familia pobre que gana un vale para pasar un día en la fábrica de Willy Wonka. Una película fantasiosa a más no poder y con una música muy divertida.

Por último, otro gran clásico que cualquiera conocería es Matilda. Matilda es una niña curiosa y muy inteligente cuyos padres la ignoran y desprecian cuando se dan cuenta de que tiene poderes telequinésicos y los utiliza para hacer el bien y castigar el mal.

Fuente Comunicae

Powered by WPeMatico